11. Concluaiones

Conclusiones

 

Parece arriesgado el aventurarse a dar conclusiones, considero que la importancia de ellas en este punto de la investigación radica en las visiones, tanto de poliamor como de familia, el tratar de unificar el concepto de familia resulta totalmente absurdo, sin embargo las visiones de ella me parecen enriquecedoras, el definirla como: “gente que quiero” (Ingo, 2009) alejándose del concepto tradicional por considerarlo un elemento que sostiene la economía  o el no cerrarse a que familia es tener hijos sino convivir y compartir un sueño, una visión de vida que denominan poliamor. “Entonces para mi familia es cuando invitas a alguien a vivir, por elección, y esa persona así, se convierte en familia, vive contigo, comparte todo, dinero, hijos, y otros temas importantes” (Julie, 2009)

 

En cuanto a la definición de poliamor, redundar es decir que de la teoría a la práctica hay un espacio impresionante y que las visiones son personales, desde la versión romántica “un sueño: el ser abiertos, el vivir de una manera libre, sin poner limites arbitrarios ni a nosotros mismos ni a nuestras parejas. (…) podemos tener amigos hobbies, profesiones, carreras y parejas, lo que deseemos, por seguir nuestro sueño como individuos y no dejar de ser quienes somos” (Julie, 2009) hasta las sencillas y prácticas “es querer a más de uno y vivir el compromiso que esto supone, (…) cada uno sabe como lo construye con la persona, es estar por esa persona, ser consiente tu de lo que el otro significa para ti, ser fiel a ti y tus sentimientos, ser franco, abierto, no jugar con cartas escondidas” “Si puedes amar a personas, respetarlas como son, no quitarles la libertad de movimiento (…)si estas interesada en el bienestar de esa persona como máximo, no en tu bienestar (…)y están bien, crecen y encima crecen en una dirección que no es la tuya necesariamente, pero forman parte de ti, es genial, por eso es posible tener a más de uno porque no los ves como objetos, no soy tuyos y tu no eres dueño de nadie(…)” (Ingo, 2009) y tal como Ingo dice, estas definiciones, este respeto y compromiso no son propias del poliamor, sino del amor mismo, citando a Ingo “la diferencia es del enfoque es solo: amar a más de una persona” (2000)