12. Anexo Textualizacion Juliette

 Anexos

 

Narrativa Juliettette

 

Mi familia esta constituida por Roland, Laurel, Maya y yo, Juliettette, Roland es británico, informático de profesión y mi esposo desde hace 11 años de los 14 que tenemos de conocernos, Laurel, la pareja de mi marido de 43 años, medica homeópata de profesión quien actualmente estudia para presentar exámenes y terminar sus estudios; mientras tanto es editora de publicidad, yo soy Juliette, tengo 42 años y soy médica tradicional, actualmente hago traducciones medicas, y finalmente Maya es nuestra bebe, tiene 4 meses y ha sido un regalo.

 

Vivimos en Sitges, un pueblo de Barcelona, es una ciudad muy tranquila, estamos bien organizados los 4, aunque no fue así de rápido y fácil, nos ha costado horas de pláticas y negociación pero estamos tranquilos y felices, los tres compartimos una misma visión de poliamor, un sueño: el ser abiertos, el vivir de una manera libre, sin poner limites arbitrarios ni a nosotros mismos ni a nuestras parejas. Creo que podemos tener amigos hobbies, profesiones, carreras y parejas, lo que deseemos, por seguir nuestro sueño como individuos y no dejar de ser quienes somos.

 

Debo decir que hay algunos límites, por ejemplo no tenemos relaciones en que hay engaño, es decir, con gente casada o que tienen parejas monógamas (que no están de acuerdo con el poliamor). Usamos protección para evitar los ETS, y tenemos en cuenta las preferencias de nuestra familia en cada momento. Es decir, Roland y Laurel influyen, aunque no deciden, mi elección de parejas.  Otra gente poliamorosa elige otros límites y normas para su relación.

 

Las parejas monógamas suelen poner límites, de distintos grados y niveles, con tu trabajo, tu tiempo, tus parejas, (ejemplos: no puedes ligar, liarte, dedicarle mucho tiempo a una u otra cosa, amigos trabajo), casi siempre hay celos, lo cual conlleva a sacrificar parte de tu individualidad al ser pareja, y los tres estamos de acuerdo en no hacer esto, somos personas totales, con intereses, gente, amores, pasatiempos, nos aceptamos al 100% y no exigimos dejar nada de lado o fuera;

 

Me gustaría que quedara claro que ésta es nuestra forma de vivir el poliamor, una entre miles, hay mucha gente con múltiples relaciones de forma honesta, ética pero algunos quieren vivir solas o con una sola pareja, pero mantener su espacio –de uno, de dos- otras no tiene interés en convivir como nosotros, sobre todo los hombres hay ese tipo de machos que dicen –soy hombre y quiero vivir solo y hacer mis cosas-, y no tienen ningún interés en lo que hacemos nosotros o en tener hijos, solo son abiertos y honestos con todas sus parejas, es otra manera de vivirlo. Hay gente que combina el poliamor con los swingers, viven en los dos mundos, hay grupos cerrados de polifidelidad que no permiten más que la relación del grupo. A menudo todos mantiene relaciones con todos… esa no es nuestra situación porque Laurel y yo no somos bisexuales. Algunas veces por eso me resisto a dar entrevistas, para evitar confusiones sobre que es el poliamor, este sueño es nuestro, no un común de los poliamorosos.

 

Y aunque hay gente que comparte los principios del poliamor, no hay mucha en España, es más común en Estados Unidos, es un tema más maduro, hay familias colectivas, acá es más invisible, no sabemos quienes son, no nos conocemos. Tuve un novio Madrileño que por no comentarle a sus padres y echar abajo su vida, familia, trabajo, no pudo decir nada y la relación se terminó, a veces es más fácil ser poliamoroso extranjero, por eso también la gente cree que solo los extranjeros lo son.

 

Hay divisiones también dentro de algunos poliamorosos, dividen su relación primaria y secundaría, la primera para mi sería con quien(es) vives con quien(es) compartes finanzas y planes a futuro, criar hijos en casa y la secundaría sería alguien(es) fuera de casa con quien(es) tienes una relación también importante pero tiene su propia vida, familia y no piensas combinar. Entonces para mi familia es cuando invitas a alguien a vivir por elección y esa persona así, se convierte en familia, vive contigo, comparte todo, dinero, hijos, y otros temas importantes, pero insisto que esta es solo mi definición, desde mi experiencia de vida y de poliamor.

 

En nuestra familia no hacemos una diferencia entre Laurel y yo, somos iguales con Roland aunque yo tengo mucho más historia con él. No nos gusta la terminología primaria y secundaria porque implica una jerarquía, pero algunas parejas se sienten más cómodas con una jerarquía porque creen que protege al matrimonio. Nosotros creemos que nada garantiza el éxito ni la permanencia de ninguna relación, y el aceptar eso es algo fundamental del poliamor.

 

Claro que al inicio al menos Roland y yo no lo definiríamos como poliamor, pero sabíamos que andaríamos por un camino distinto al de los demás que construiríamos día a día, a él lo conocí estando casada, siempre tuve en mente que yo era la mala de la relación por ser incapaz de ser fiel, yo amaba a más personas, de formas distintas, me separé de mi marido y al entrar Roland en mi vida le comenté que no podía ser por mi “incapacidad”, el me acepto tal y como soy, y así iniciamos el y yo una relación. Al salir de los Estados Unidos escuche un poco la palabra poliamor, así que me puse a investigar y decidí crear un grupo de poliamor en Yahoo (Roland y yo como únicos miembros durante mucho tiempo), fuimos conociendo mas gente que se sentía identificada, gente como yo que al inicio se sentía mal, culpable, las villanas del cuento por no poder ser fieles en vez de considerar como capacidad que podemos amar a más de una persona, porque no se trata de sexo casual desde el inicio y hasta ahora buscamos relaciones duraderas, afectivas y profundas hallar una pareja; y si una es difícil, imaginen dos. Laurel se integró hace dos años, creo que es fantástica para las tres, era justo lo que estábamos buscando, desde que llegó todo fue mejor aunque siempre pensé que sería un tercero y no una chica pues yo soy más activa en cuestión de citas, pero ella es sencillamente perfecto pues comparte nuestra visión de poliamor nuestro sueño de poliamor

 

Esto no nos hace especiales, mi familia y yo somos gente normal, sólo que somos más, somos tres. La gente esta acostumbrada a compartir su tiempo, repartirlo entre familia, trabajo, amigos, pareja e hijos, nosotros hacemos lo mismo, solo que hay más parejas/papas, el concepto es el mismo, tenemos una vida, horarios negociamos y hacemos todo lo que podemos para estar bien.

 

Anterior a la llegada de Maya aun cuando no vivíamos juntos, los tres estábamos también muy bien, Roland y yo vivíamos en Gracia y Laurel en Sitges, pero era un problema el que se estuviera desplazando tanto para vernos, así que teníamos la idea de mudarnos juntos, y luego llego la sorpresa, Laurel estaba embarazada y esto apresuro las cosas.

 

Roland y yo intentamos durante 10 años tener bebes y no se presentó la oportunidad y por un accidente sucedió, teníamos la noticia de que un bebé venia en camino, esto fue un gran cambio, los tres habíamos hablado ya sobre los hijos y nos resistíamos a tenerlos, o si en algún momento decíamos que si, no lo queríamos tan pronto, pensábamos que estábamos completos así, ya éramos una familia; y Laurel en algún momento planteo que si se quedaba embarazada abortaría, pero al enterarse cambio de opinión, Roland me comentó un poco temeroso y mi primer pensamiento, en vez de enojarme o pensar el por qué lo habían hecho o había sucedido fue decir: ¡si, eso es justo lo que necesitábamos!, y los tres estuvimos muy contentos, sabíamos que eso era lo que queríamos, era un gran cambio y lo es aun, pero es perfecto, la vida con Maya es muy linda, diferente, de hecho no se como hacen para cuidar a un bebé solo dos personas, nuestro mínimo es tres y nosotros al menos no podemos imaginarlo, por eso cuando la gente me pregunta si queremos más hijos decimos que si, pero solo si hay más padres.

 

Así que empezamos a convivir los tres durante el embarazo, nos tuvimos que mudar pues queríamos cada quien su espacio, un sitio más grande y un lugar más tranquilo, claro que tuvo sus altibajos, primero pensé que no habría ningún problema, pero luego me preocupé, pues sentía que Laurel era una relación reciente, que no nos conocíamos muy bien, que teníamos formas de pensar diferentes por ejemplo con la medicina (tradicional versus homeopática) que si no resultaba su relación con Roland que pasaría con Maya, la situación jurídica si terminará con Roland puesto que no se pueden registrar tres padres a nivel legal, en fin, muchas cuestiones, pero lo hablamos todo y me sentí muy tranquila a partir de la charla, en realidad todo ha sido facilísimo, sé que ha sido lo correcto para los tres.

 

Aunado a esto, mi relación con Laurel es muy buena, creo que más que amigas somos hermanas, es sorprendente lo distintas que somos, ella es de casa, le gusta hacer labores como jardinería, moda,  la cocina, bailar country, a mi me gusta salir de fiesta a las discos, bailar tecno, los ordenadores, fui DJ mucho tiempo; y con todas estas diferencias hay mucho respeto también, somos gente tranquila, no somos excesivos, exigentes todo lo contrario, relajados, sin estrés de más, no tenemos peleas por detalles pequeños, la clave esta en la paciencia.

 

Ahora la casa ha cambiado, la casa tiene 3 habitaciones una para cada adulto en caso de tener otra pareja, para que también tenga su espacio; considero importante tener un sitio propio donde escapar un poquito, aunque en la realidad la recamara de Laurel es la familiar, Roland pasa la mayor parte del tiempo ahí, con la bebé, a veces me visita y otras duerme solo.

 

Lo que conlleva a Maya lo compartimos los tres, Laurel le da pecho, pero como también toma fórmula se la doy yo, todos cambiamos los pañales de tela, la cuidamos para que el otro descanse o pueda trabajar en el tercer piso que tenemos a manera de despacho y lo más importante que así, quien esta con la bebé esta al 100%, no podría ser de otro modo, si no se le pone atención llora. Es muy bello y muy intenso estar con ella, las decisiones sobre su educación también corren a cargo de los tres, se habla absolutamente todo y hemos sido flexibles, por ejemplo el tipo de tratamiento médico que se le realiza, yo estoy dispuesta a saber si la medicina homeopática funciona y ella a que se atienda con un medico tradicional, incluso hayamos uno que practica ambas medicinas; esto me dice que existe un camino que tenemos recursos, alternativas y que funcionará. De las tareas de casa, Roland y yo teníamos una separación de tareas pero ahora compartimos todo, hay una señora que limpia la casa una vez a la semana, cocinamos juntos, Laurel y yo hacemos más de casa que Rolan sinceramente, cuestión de acostumbrarse a todos los cambios, de no forzarse, como al inicio, que quería una cena perfecta y  espectacular cada noche, entendí que las circunstancias no me lo permitían por ahora y me tranquilicé.

 

Cuando Maya crezca, sabrá todo, desde siempre como algo normal, no lo trataremos como algo raro, somos 3 padres y así nos presentaremos, así tomaremos las decisiones de la escuela, y en todos lados si no pueden tolerarlo en alguno, pues cambiaríamos de escuela o de ámbito. Queremos educar a Maya con la mentalidad de que tener 3 padres es una bendición, hace un par de días nos vi. en la mesa cenando, cuatro sitios, Roland, Laurel, Maya y yo, y me dije –wow, está perfectamente equilibrado, es perfecto- y para ella es natural también.

 

Seguro que tendremos algunos conflictos, pero no me preocupa, somos gente buena, si alguien no lo cree no tiene por que ser amiga(o) nuestra(o), y acá es España es más fácil, en Estados Unidos hay riesgos, si a alguien le parece inmoral tu forma de vida pueden llamar a un Servicios de protección de niños y sacar tu hijo de casa, pero acá la gente no lo ve tan raro, y si se presentan problemas serán siempre más recursos para Maya, más apoyo, mas fuerza, mas todo.

 

Esta es mi familia, así la defino, aun desde antes que llegara Maya, nuestros amigos y familiares nos quieren y nos aceptan sin problemas como tal, el único detalle tal vez sean mis padres, quienes no se consideran abuelos o no me consideran madre por el hecho de no serlo biológicamente hablando aun cuando a las madres adoptivas por ejemplo se les da el bebe más allá de los 18 meses y yo estuve ahí, en el parto, viviendo la experiencia desde el primer momento de su vida.

 

Mis hermanas son casi como tías desean conocerla, los papás de Roland y Laurel están muy contentos con la bebé, solo al verla se desvaneció cualquier desavenencia, vieron que nosotros estábamos bien, que Maya estaba feliz que no existen problemas, discusiones, dramas que somos una familia con una hija sana que sonríe todo el tiempo. Incluso los papás de Roland que son cristianos con los que tenia problemas al inicio donde yo era la mala que se aprovechaba de su hijo, ahora que saben que existe Laurel y aunque no lo entienden, lo respetan al ver lo felices que somos.

 

Y por ahora, no queremos tener otro hijo, estamos completos, es bello entrar en la aventura de una familia poliamorosa y si alguien desea compartirla, es decir otra pareja, estamos abiertos a ello, aunque tampoco queremos una comuna, tengo un novio catalán Carlos que tiene 43 años, quien tiene familia propia con hijos de 10 y 15 años, pero no vamos a mezclar. Aunque si entrara una cuarta persona sería obviamente papá o mamá de Maya también si quiere vivir con nosotros y compartir todo, y al entrar sería una relación primaria pues no creemos en la jerarquía, aunque Roland y Laurel lleven solo dos años y hubo un desequilibrio al inicio ahora ya somos iguales, nos conocemos y una hija también equilibra la relación.

 

Por ahora tenemos recursos, como Max que es el hijo de unos amigos poliamorosos que tiene casi la misma edad de Maya con quien se puede compartir las experiencias, donde se hablan de recursos para educar a Maya, por ejemplo el decidir como nos llamará, a mi mama y a Laurel mami, para la escuela estamos viendo, si en 5 años seguimos aquí, donde podemos meterla y donde entenderán nuestra situación también. Al ver esta familia como una relación permanente por supuesto que pensamos a futuro, pero no podemos garantizar nada, claro que como todas, puede fracasar, pero tenemos la intención de hacerlo lo mejor posible, de seguir hablándolo, saber que Laurel no esta cómoda en España, no domina bien el castellano, prefiere el francés y Roland no quiere ir a Estados unidos que tal vez nos mudemos al norte de España cerca de Francia, los Pirineos estarían bien para ella, pus tiene a sus amigos aquí, eso lo veremos con calma en uno o dos años, pero siempre viendo al futuro de cara a la familia, en función de ello, estamos conociendo a más gente, saliendo con los hijos, con padres en nuestra situación, en la sesiones de juego para que Maya conviva.

 

Hemos tenido problemas claro esta, con Roland el asunto del tiempo por ejemplo, hemos hecho todo juntos durante 14 años, nos gusta pasar tiempo juntos, trabajando, hablando, viviendo, somos muy cercanos y ahora tiene que dividir su tiempo entre su trabajo, Laurel, Maya y yo, así que ha sido difícil para mi, pues una de las razones por las que soy poliamorosa es por tener una gran capacidad de aceptar cariño y darlo y de repente, esa persona esta ocupada, no es que no me ame, pero es diferente, han sido tiempos difíciles creo que Rolan pensó que como nos llevábamos bien no era necesario cuidarme tanto pues sabía que las cosas iban muy bien, pero yo no estaba cómoda, así que hablamos mucho y las cosas ha mejorado, le dije francamente como me sentía y cuando pasaban cosas que no me agradaban se las decía al momento, pasadas semanas o un par de meses lo empezó a notar y ahora, pese ano estar solucionado el problema del tiempo, me trata mucho mejor y eso ayuda.

 

Es complicado porque mi novio también tiene una vida complicada y no tiene mucho tiempo, a veces reviso y me digo: Juliettette, estas con dos hombres en tu vida y no vez a ninguno, acaso necesitaras tres, no lo creo. Además a mi me fascinan los hombres así, ocupados con vidas interesantes cultos, y claro son los que menos tiempo libre tienen.

 

Entiendo que las cosas no sean como antes y tampoco lo espero, ahora tenemos un bebé, pero ahora también es cuando debemos cuidarnos incluso más, tratarnos con mucho cariño porque hay mucho estrés, poco sueño, la opción es tratar al otro con el máximo cariño y cuidado posible, poco a poco estamos recuperando espacio.

 

Los días comunes son normales, trabajar de manera independiente, cuidar a la niña, ir al gimnasio, pasear, preguntarnos que cocinaremos para la cena, ir a comprar, ver una película, si la hija quiere jugar adelante, si llora la calmamos, y a la hora de dormir, el que tenga suerte logra dormirla, cada quien con sus trucos y estrategias, al final, algo funciona y por fin, nos vamos todos a la cama

 

Es una vida normal, aburrida, no es rara, el plus es que cada uno sale a veces a una cita, no es muy distinto a una pareja donde alguien va aun club deportivo o alguna otra actividad que le guste. Es una familia,  y por ahora es una familia de 4.