9. Análisis, reflexiones y no análisis

5. Análisis

 

A lo largo de las lecturas, construcción del guión, entrevistas, textualizaciones, en fin, todo el proceso de la investigación he pensando en temas que son relevantes, a continuación presentó 5 vertientes que me parecieron interesantes y que considero aun tiene mucho material por ser desglosado

 

5.1 En concreto

5.1.1 Jerarquías

 

Me pareció maravilloso que desde el inicio de las entrevistas me hablaran de jerarquías, y más aun cuando me comentaba que no existían o no debiesen existir, ya Haraway (1991) nos da su perspectiva con respecto a ellas y Pujol, Montenegro y Balash (2003) al decir que no debiésemos colocarnos por encima de las personas, el no crear una relación de dominación, que es el principio de las narrativas, eliminar posiciones verticales, y justo, es lo que en el poliamor sucede.

 

El movimiento feminista lanza una crítica al matrimonio como la institucionalización de la propiedad del hombre sobre la mujer y, en cambio, eleva los valores de las relaciones (Haritaworn, Lin, Klesse, 2006). Con estos cambios tendríamos una relación basada en la igualdad y autonomía versus dependencia y complementariedad (Rodríguez, 2001). Se eliminaría la jerarquía, Julie (2009) nos dice por ejemplo que no hace una diferencia entre ella y Laurel, que son iguales, independiente del  tiempo o historia que tenga con él, ya sea un hijo o años de conocerse, nos dice que muchas parejas lo hacen pues se sienten cómodas y protegen el matrimonio, pero su familia cree que esto no garantiza ni el éxito ni la permanencia de ninguna relación y el aceptar que colocar una etiqueta de importancia no implica permanencia, es algo fundamental para ellos en el poliamor. Ingo nos dice que en su relación han hablado sobre colocar etiquetas que discriminen entre una pareja primaria, una secundaría… y comenta que el nombrar suena a orden y definitivamente no es lo que ellos son, si viven en algún momento dos o tres o pasas un poco de mas tiempo con una pareja o la otra, es solo casualidad (2009) y lo compara con las relaciones de los hijos diciendo que el amor que les das es por igual, que ni siquiera tiene sentido plantearse si se decide o se inclina por alguna de sus relaciones.

 

Julie (2009) también nos comenta que si una cuarta pareja entrara a sus vidas lo compartiría todo, tendría derecho y obligaciones en su proyecto de familia y si bien al inicio sería una especie de desequilibrio no es algo que no se compensé con el tiempo, así las jerarquías son desestimadas

 

Importante también recalcar que el conocimiento en las narrativas como comenta Gadamer, “se produce no por la igualdad entre la investigadora y el objeto investigado sino, al contrario, por la distancia entre ambos horizontes, cosa que genera la necesidad de un acto interpretativo” (Gadamer, 1975 en Balash y Montenegro, 2003, p. 47) esta horizontalidad que nos habla también se rescata en la no dominación ejercida por la investigadora, partiendo de una sociedad donde aun se valora el positivismo y las ciencias duras, no somos expertos del tema ni tenemos el conocimiento o la verdad en nuestras palabras. En las relaciones poliamorosas tampoco se hace hincapié en estas jerarquías verticales


5.1.2 No representantes: mi, nuestra

 

Al inicio de mi trabajo, al buscar a las personas para realizar las narrativas uno de los contactos que hice por Internet, que al final desapareció, me comentó en un correo que le parecía perfecto que alguien investigara sobre el tema pues así la gente sabría lo que realmente sucede; este hecho me puso en la encrucijada de “dar voz versus no darla”, las narrativas no se encargan de ser voceros, de representar, así lo explican Balash y Montenegro (2003).

 

Al realizar la narrativa me encontré con que tanto Ingo como Julie ocupaban frases como: en mi opinión, nuestra situación, no se para los demás, al menos para , para mi familia, y las frases eran contundentes para no generalizar; el enfatizar que era su visión y su manera de vivirlo, me tranquilizo y dio pautas para saber y decir que respetan las ideas ajenas y no imponen las que ellos viven. Frases como “Me gustaría que quedara claro que ésta es nuestra forma de vivir el poliamor, una entre miles” o “Algunas veces por eso me resisto a dar entrevistas, para evitar confusiones sobre que es el poliamor, este sueño es nuestro, no un común de los poliamorosos” (Julie, 2009)

 

5.1.3                       División de tareas: Cocina femenino, proveedor masculino.

 

Como Haritaworn, Lynn y Klesse (2006) comentan, los valores de las relaciones poliamorosas como: cuidado, intimidad, honestidad igualdad, no exclusividad y autonomía de la relación son rescatados,  antes se podía hablar de la exclusividad del padre proveedor, la madre en casa al cuidado de los hijos, pero ahora estos roles se pueden negociar, hay libertad para hacerlo – o no- el poder “discutir” estos roles,  se va perdiendo el control patriarcal al tambalear el principio de autoridad y alcanzar libertad e igualdad (Alberdi, 1999), estos roles prefijados ahora están sujetos a lo que deseemos, elijamos, lleguemos, esa libertad que se esta construyendo para la mujer en contraposición con la ya habida del hombre que se deberá adecuar a esta sociedad.

 

En el caso de Julie (2009), las tareas de casa estaban repartidas entre dos al vivir con Roland y adaptándose a los cambios, ahora que son tres, Laurel y ella se encargan un poco más de la casa, aunque hay una señora que va a limpiar una vez por semana y los tres se hacen cargo de los deberes de Mayan, nos dice que es cuestión de no forzarse, ser flexibles, con Ingo se ve más claramente en un párrafo que resume su postura ante las labores de casa y la actitud con lo cual lo toma.

 

Las tareas de casa no tienen una división como tal,  hay tendencias, si alguien sabe más de un aspecto que el otro, pues esa persona lo hace, no es una norma, pero si tu sabes mejor limpiar la piscina por ejemplo, porque sabes de química, pues hazlo, eso no significa que sea trabajo de hombre o mujer, yo no se si la piscina es hombre o mujer, el jardín no tiene el pasto cortado porque a nadie le gusta hacerlo, esta bien, entonces, nadie lo corta, si algo esta sucio y es invivible limpiamos, si hay pañales sucios pues el que tenga tiempo o el que ve que hace falta va y pone la lavadora, si hace falta comida para el resto de la semana y tu estas cocinando, pues lo haces, haces pasta, y si hay vegetales le pones y si no, pues no se los pones y ya esta. El que trabaja fuera de casa hace compras y el que esta dentro pues le toca ser amo de casa aunque es un trabajo poco agradecido, yo he sido amo de casa y se de lo económico, de la limpieza; de las compras se hacen cuando se puede y como se puede, te pones un poco de acuerdo, pero no hay una división, no hay que ponerse estrictos, es: Lo que uno puede, cuando puede y lo que le apetezca más a uno” (Ingo, 2009)

 

Esto contradice por completo los principios universales de familia que nos dicen que la instauración de la misma viene dada al permitir que la mujer cuidara a la prole y el hombre saliera a cazar, cooperación económica era la base, indispensable para la aparición del estado. (Levi Strauss, 1995)

 

Y finalmente dentro de este apartado sobre repartición de tareas me gustaría hacer hincapié en dos aspectos más que se relacionan y llamaron mi atención. Primero el que los espacios estén definidos, no en función de cocina mujer cochera hombre, sino que los espacios de habitaciones son definidos respetando la soledad, la burbuja personal de la pareja. Julie (2009) nos dice que tiene tres habitaciones, una para ella, otra para Roland y una más para Laurel y que es importante que cada quien tenga su espacio, el sitio propio a donde escapar un poco. En segundo lugar, el aspecto económico que es llevado por los tres de manera inestable al ser freelands, independientes y no causar conflicto o tema de conversación/controversia respecto a las finanzas de ambos.

 

5.1.4                       Sexo casual

 

Según Haritaworn, Lyn y Klesse, el poliamor se describe como una forma de relación donde es posible, valido y vale la pena mantener  relaciones intimas y sexuales (a largo plazo normalmente) con múltiples parejas de manera simultanea (2006, p.3)[1] Aclarando que no responde a preferencias sexuales, no es sexo casual o swingers.

 

Este punto que me pareció sumamente interesante, el tema de la promiscuidad, el como se hace una diferencia tajante entre ser poliamoroso (bueno) y ser promiscuo/swinger (malo). Klesse dice que la diferencia radica en definir a una persona promiscua como irracional, narcisista, egocéntrica, incapaz de estableces relaciones, poco responsable y que no vale la pena (Klesse, 2006) Nos dice que ese miedo de ser confundidos por swingers, o parejas que tiene sexo casual es latente y tiene una connotación negativa, ya que ellos no tienen interés en estable relaciones íntimas, a largo plazo, con cercanía emocional

 

Dentro del estudio de Klesse (2006) se hacen notar tres temas relevantes y reiterativos, uno de ellos el énfasis en disminuir la importancia  en el sexo, Julie (2009) dice que no se trata de sexo casual, pues ella y su familia, desde el inicio y hasta la fecha buscan relaciones duraderas, afectivas y profundas, su objetivo es  hallar una pareja, de tener sexo, se tiene con quien sea.

 

Para los poliamorosas la sexualización de la amistad  puede funcionar y elevar el nivel a una de pareja o terminar por no funcionar y seguir llevando esa relación de amistad inicial, sin que esto signifique sexo casual, muchas veces puede ser el inicio de una larga relación, discurso que comparte con otras comunidades (gay, lesbianas, bisexuales, queer) (Klesse, 2006).

 

Ingo (2009) hace la diferencia con el sexo casual al comentar que debe sentirse cómodo, ser seducido por la inteligencia, ser aceptado y respetado, y que por lo tanto al pensar en esto como regular y frecuente no hay forma de que sea casual, y pese a que respeta la forma de excitación de otras personas, no esta dispuesto a sacrificar este juego de seducción por solo sexo, ejemplifica que el “no se iria de putas”, pues no le llama la atención.


5.1.5 Planes a futuro

 

Levi Strauss nos da principios universales de familia, uno de ellos es un matrimonio reconocido y duradero. (Levi Strauss, 1995) y un aspecto de las relaciones poliamorosas es que la gente considera que son fugaces al plantear su base sobre el sexo. Como hemos visto ya, el sexo casual o cotidiano no constituye una base para establecer este tipo de relaciones, contrario a ello, ambas tiene planes a futuro similares que son continuar con sus relaciones y convivir en armonía en un mismo espacio, su perspectiva no es romántica al saber que puede fracasar la relación, pero que como comenta Julie “no podemos garantizar nada, claro que como todas, puede fracasar, pero tenemos la intención de hacerlo lo mejor posible” (2009). Tiene estrategias para los problemas que puedan aparecer -El que Laurel no esté cómoda y tengan pensado sitios alternativos para mudarse- o están dispuestos a negociar para que las cosas funcionen como Ingo ante la perspectiva de E en cuanto a la cantidad de gente y tener las relaciones con otros presentes o respetar la vida de L y su juventud (2009).

 

5.1.6                       Honestidad y comunicación

 

Elementos que rescata Klesse (2006) dentro de las relaciones del poliamor son la comunicación, negociación, auto-responsabilidad, involucramiento emocional, intimidad, comprensión, todas ellas unidas a la cualidad dominante: honestidad, cito: “Honestidad como el eje básico del poliamor” (Klesse, 2006, p.8) al igual que Julie (2009) quien nos dice que independiente de la forma de establecer tu relación, vivir juntos, separados, tener dos parejas, tres, la base es la misma, honestidad.

 

Hamel (2006) al hablar de la familia tradicional nos describe una serie de funciones no esenciales, entre ellas la comunicación, al igual que Ingo quien sugiere “si algo te molesta lo digas, que no crezca, que no suceda que después de mucho tiempo no puedas hablar del tema o con la persona, la comunicación en el poliamor como en cualquier relación es muy importante” Ejemplo de ello es la relación de Julie con Carlos[2] y el como se manejarán con los respectivos hijos, lo vemos más claro con Julie quien dice que no se le esconderá nada a Mayan y que sabrá todo desde un inicio (2009)

 

Ingo recuerda que el valor de comunicación y honestidad no es exclusivo de las relaciones poliamorosas (parejas o familias), pero definitivamente el discurso y la práctica van de la mano y se ejercen en estas relaciones, y más aun, de manera efectiva.

 

5.1.7  Normales y aburridos

 

Finalmente salta a la vista el ver la percepción de estilo de vida como normal y aburrida, comparaciones con otra carrera, profesión, hobby, deporte o actividad con las parejas (Julie, 2009) Comparándose con cualquier pareja monógama pero con un elemento extra, y estas comparaciones llegan a los bebés también, al decir que es solo una criatura más, que seguramente enriquecerá la relación (Ingo, 2009)

 

Débora Anappol quien nos habla sobre la obsesión de la monogamia en la tradición judeo cristiana que no solo es “religión” sino un estilo de vida dentro de los parámetros de la “normalidad” (Haritaworn, Lin y Klesse, 2006) lo que nos lleva a recordar que dentro de la sociedad, existen parámetros sobre el como vivir, que recursos tener, que prácticas sociales son aceptadas o no, etcétera, todo ello bajo los términos de normalidad/anormalidad (Rose en Pujol, Montenegro, 2003) M1

 

 

5.2 A reflexionar

5.2.1  Apertura y el ser extranjeros

 

Un aspecto interesante a estudiar sería el concepto de extranjeros, desde este contexto, Barcelona, España, ellos serían extranjeros, el que ellos migren de su país y tengan su vida sin necesidad de dar explicaciones es interesante –no con esto digo que la razón por la que salen de su país es ser poliamorosos-  no es un enfrentamiento con los otros, pero tampoco es cuestión de ocultar lo que sucede. Ingo lo explica cuando habla de los padres de E al decir que no tiene por que darles explicaciones, que L les dirá a sus padres si es necesario y que el ser poliamorosos no es una cruzada, si se tiene que hablar se habla, si se pregunta, se dan respuestas (Ingo, 2009) La diferencia con Julie (2009) radica es la formalidad de las relaciones que establecen con la familia extensa, el ir a Estados Unidos a conoce a los papás de Lauren junto con Mayan o que los papas de Roland supieran las condiciones de la relación con ella y esto provocara un poco de rechazo o estigma en la relación.

 

Ahora bien esto sucedió con la familia extensa, pero el trato no es general, con los amigos de Julie, su política es muy sencilla, si no los aceptan como son, no tiene porque ser sus amigos (2009), para Ingo (2009) la línea es distinta, el separa su vida por círculos y para el esto significa, no esconderse, sino no complicarse


5.2.2 ¿Y donde están los hombres? Discurso versus práctica

 

Llama mi atención el hecho de que halla encontrado dos relaciones donde se presenta el caso de un solo hombre con varias mujeres, se que mi muestra no busca representatividad, pero me cuestiona el encontrarlo de esta manera y aunarlo a que discursivamente estén abiertos a tener más parejas hombres, en el caso de las mujeres. Y en la realidad esto no suceda, en el caso de Ingo, E no tiene pareja actual, la justificación es el bebé y L tampoco, aunque solo nos habló de la desavenencia que tuvo con una pareja anterior; por el lado de Julie, Laurel tampoco tenía pareja. Ahora bien, es de tomarse en cuenta el momento que viven donde ambos están en momento de ser padres, como Ingo lo dice “Fue mayor cambio el que yo no tenga tiempo para establecer una relación de pareja con otra persona” (Ingo, 2009) y que actualmente tener un bebe implique mayor tensión, menos tiempo y atención para otras personas, no a nivel de compromiso ni emociones, solo en lo práctico.

 

5.2.4 Manejo de la soledad

 

Comentar que sería interesante adentrarse en el manejo de la soledad en las personas que sostiene relaciones poliamorosas, el como se buscan los espacios, aprecian su libertad, sus hobbies y los disfrutan, como dice Julie “considero importante tener un sitio propio donde escapar un poquito” (2009)

 

6. No análisis

 

Leyendo mi trabajo, el de compañeros del doctorado ahora, y compañeros del master no podía hacerme una idea de cómo “analizar” mis narrativas, según yo el como Haraway lo propone entendía que no podía tomarlas y deshacerlas, no analizarlas como un pedazo sin contexto, sacado de la realidad, no tomar fotografías de ella y como en alguna clase se comentó, ver la realidad, la vida como una película: no se de detiene, nunca se detiene, continua.

 

Ante estas lecturas y visiones, considere que no podía haber un solo apartado de análisis trascribiendo partes de la narrativa y deshaciéndolas, no podía escribir: los datos que aquí analizo -¿datos?- o: son una selección de segmentos de…, esto no podía ser. Conforme escribía la epistemología, las implicaciones ético políticas sentía que estaba parte del análisis, que Ingo y Julie cabían a la par de Iñiguez, Balash, Montenegro y otros autores, que de eso se trataba el colocar en el mismo plano y no jerarquizar, no cometer el error del positivismo de colocar en lo alto a los científicos intelectuales, indescifrables, lejos de los mortales que viven su cotidianeidad y nada saben de la verdad de la vida, que en realidad ni siquiera hay.

 

Al menos eso me hizo sentido, es por eso que en este apartado de no análisis pretendo decir que en un trabajo final, arriesgadamente, considero que no debería haber análisis, que las voces deben estar a lo largo del texto, hacer una narrativa general, la mía, junto con los autores, tanto los que han publicado para grandes editoriales como los que han publicado en sus blogs en Internet o han sido grabados en sus casas. Si bien esta vez es necesario un apartado especial de análisis por la inmadurez del trabajo y factores como tiempo y trabajo, espero aventurarme en un no análisis más adelante. La idea sería realizar un texto coproducido donde a lo largo del mismo, aparezca los temas que al final se puedan enumerar o recatar para que sean visibles y concretos en un apartado de aportaciones, o conclusiones para el lector.



[1] Traducción propia.

[2] La relación de Juli con Carlos el chico catalán termino justo después de la última textualización y fue comentado vía correo electrónico, la causa: el tenía una relación con una chica que estaba por contraer matrimonio y el futuro marido no estaba enterado de la existencia de Carlos en la vida de su prometida. Fue mayor cambio el que yo no tenga tiempo para establecer una relación de pareja con otra persona. parte de las reglas es la honestidad, el que todos estén enterados, el incumplió la regla