10. Implicaciones ético políticas

7. Implicaciones Ético políticas

 

Una de las críticas que se le hace a las narrativas es que dan voz, crean colectivos de pseudo-participantes y lo dicho se subsume a sus propias categorías de análisis, sin embargo, Haraway critica esta postura de corte positivista diciendo que ellos interpretan ejercen el poder y conciben al sujeto como quien denuncia (Griffiths, 1995 en Montenegro, Balash, 2003)  mientras desde el conocimiento situado se  crean conexiones para que surjan las narrativas, a lo largo de este trabajo hemos visto como las participantes escapan a esta representatividad con sus propios discursos al situarse y decir que es su perspectiva, su forma de ver y vivir el poliamor.

 

Las narrativas lejos de dar voz, junto con la investigadora articulan la posición de la participante, construyen una mirada se consideran responsables a nivel político al considerar la agencia de ellas; la investigadora textualiza y devuelve la narrativa, existe la oportunidad de cambiar, aproximar, focalizar las ideas de las participantes (Montenegro, Balash, 2003). A diferencia de la entrevista donde no se toma en cuenta al participante o no tiene ese derecho de replica, esa voz.

 

Balash y Montenegro (2003), no dicen como los relatos en lugar de ser totalmente de la participante o tomada la interpretación de la investigadora, crean un texto híbrido a través del lenguaje como actividad para construir, sin tomar la idea de individualidad y crear una comprensión del fenómeno alrededor de una serie de acontecimientos, como una manera de entender las cosas, no tomar y plasmar, no representar, no interpretar o dar mi punto de vista.

 

Importante también recalcar que el conocimiento en las narrativas como comenta Gadamer, “se produce no por la igualdad entre la investigadora y el objeto investigado sino, al contrario, por la distancia entre ambos horizontes, cosa que genera la necesidad de un acto interpretativo” (Gadamer, 1975 en Balash y Montenegro, 2003, p. 47) esta horizontalidad que nos habla también se rescata en la no dominación ejercida por la investigadora, partiendo de una sociedad donde aun se valora el positivismo y las ciencias duras, no somos expertos del tema ni tenemos el conocimiento o la verdad en nuestras palabras.

 

El hacer narrativas da a la participante el poder decidir si desea o no ser incluido como autora de la misma, en el caso de Julie ella comentó que su vida era pública por el mismo blog que maneja y que no tenia ni ella ni sus parejas problemas con que apareciesen sus nombres tanto en la narrativa como en el trabajo en si, a diferencia de Ingo quien dijo no tener problemas con su  nombre pero pidió respetar la privacidad de sus parejas, que aunque tal vez ellas dirían que si, el no podía opinar por ellas. No se toma su participación como dato ni como reproducción del mundo o de un discurso disponible en él y apuesta por abrir ventanas de oportunidad, crear espacios de comprensión donde se produzcan significados-

 

Los objetivos de esta investigación están redactados con palabras que contribuyen a construir estos significados lejos de tratar de conocer la verdad de o dar voz a las relaciones poliamorosas, tampoco se trata de caer en el rol de quien denuncia o ayuda  en un papel asistencial ante un grupo minoritario que desea ser escuchado para finalmente intervenir a su favor. Esta investigación construirá, hablando de un nosotras, las participantes y la investigadora desde una perspectiva parcial y situada, los significados, las maneras en que hemos construido un conocimiento desde la particularidad y el contexto específico de ambas.

 

Dentro de las implicaciones a las que me vi. sujeta tres aparecieron de manera reiterativa, al validar mi trabajo y comentarlo con otras personas,, compañeros, psicólogos; me exponía a comentarios y preguntas sobre si estaba a favor, si ejercía el poliamor y aun cuando el tema era tratado con respeto y lejanía al aterrizarlo en mi persona dio pie a bromas sexuales, cayendo en el eterno estigma del sexo casual, el intercambio de parejas y el placer de la variad ante el termino prefijo “poli” que supone el poliamor

 

También llamo mi atención la normalidad con la que hablaba del tema tanto yo como mis entrevistados a diferencia de los rostros y preguntas que surgían de personas que no sabían de la existencia del tema, en México conviví con un amplia gama de personas que entablaban “n” cantidad de relaciones con un universo de reglas o no reglas, entre más investigaba más genial me parecía la perspectiva de los poliamorosos, y entre más lo hablaba más rara era tomada mi actitud de cotidianeidad y defensa de estas ideas, aun con colegas psicólogas de los cuales esperaba retroalimentación hallé preguntas de todo tipo, una de las mas “curiosas” era saber si –se nacía con esa curiosidad o se desarrollaba; y si era desarrollado que tipo de educación habrían de recibir para pensar así

 

En cuanto a las cuestiones políticas las acciones a seguir son muy variadas, desde publicar en el blog de Julie las narrativas o el artículo final, hasta llevarla a una mesa redonda en sus sesiones mensuales para comentar algún aspecto que llame la atención, para ello, el hecho de que alguien este investigando al poliamor, en vez de cuestionarlo que es como en algún momento se había sentido (Ingo, 2009)

 

Al tratar de explicar a las otras mi tema de poliamor, más concretamente las relaciones que existían, matrimonios, uniones, relaciones, quienes vivían dónde, fechas y otros datos, mi primer recurso fue el pictórico, la sorpresa: ver que una herramienta útil para trabajar con familia, el genograma, no contaba con lo necesario para poder incluir estas formas de relación y convivencia, mi alternativa, crear uno con opciones como matrimonios o uniones simultaneas, madres y padres sin representar una adopción, entre otros, lo cual me recordó la preocupación del padre de Julie al darse cuenta que jurídicamente no estaba respaldada puesto existía la opción de colocar dos madres o dos padres en el registro de Mayan (2009), acciones políticas por hacer, existen y muy variadas, activistas poliamorosos trabajan en ello y espero en la medida de lo posible adentrarme y contribuir en un presente un tanto inmediato.