05. Metodología

Metodología

 

A lo largo de losaños ha habido una especie de «lucha» entre las opciones: cualitativo ycuantitativo, y hasta hace poco, la investigación, como nos dice Iñiguez(2004), estaba bajo los estándares exclusivamente cuantitativos.

 

La popularidad de los métodos cualitativos radica enque en ellos se muestran, a palabras de Iñiguez, (2004) “(…) todos aquellos instrumentos analíticos quedescansan en la interpretación.(…) estos procedimientos se adecuan perfectamente al buscar la comprensión delos procesos sociales, más que su predicción, o si se prefiere, al buscar darcuenta de la realidad social, comprender cual es su naturaleza, más queexplicarla. (Iñiguez, 2004, p. 3).

 

Así, através de una metodología cualitativa nos acercaremos al objeto de estudio, eneste caso a las personas que practican el poliamor, pero antes es precisodestacar la diferencia que hace Lupicinio Iñiguez (2004), entre metodología,método y técnica, a saber:

 

“Por metodología se entiende la aproximacióngeneral al estudio de un objeto o proceso, es decir, el conjunto de mediosteóricos, conceptuales y técnicos que una disciplina desarrolla para laobtención de sus fines. Por método,los caminos específicos que permiten acceder al análisis de los distintosobjetos que se pretenden investigar. El método engloba todas las operaciones yactividades que, regidas por normas específicas, posibilitan el conocimiento delos procesos sociales. Finalmente, por técnicas se entiende los procedimientos específicos derecogida de información. (…) estos procedimientos no son necesariamente en símismos cuantitativos o cualitativos, la diferenciación en cualquier casoprovendrá de su enmarque en un método específico.” (Íñiguez, 2004, p.1)

 

A travésde una metodología cualitativa, empleando narrativas y entrevistas grupales, nosacercaremos a las personas que ejercen relaciones poliamorosas para explorarlas diferentes maneras en las cuales manejan sus afectividades,

 


Conocimientos Situados: Narrativas

 

Para explicar lasnarrativas, primero introduciré brevemente el contexto teórico / epistemológicoque las enmarca. Haraway (1995) hace una crítica a la forma de acceder almundo, descartando la idea de división entre mente y cuerpo para introducir unade carácter semiótico-material de la corporeidad, estos cambio en cuanto a laforma de acceder al mundo, nos permite “pensar en las  redes de relaciones entre cuerpo, discurso,conocimiento y poder, con implicaciones para la actividad investigadora einterventora.” (Pujol, Montenegro y Balasch, 2003, p. 12) Nos dice que larealidad que se intenta ilustrar es el producto de la conexión  parcial entre el objeto de estudio y lainvestigadora, además, se pluraliza el término –conocimientos situados- por hablar de experiencias, de lenguajescuya riqueza radica en la diferencia/semejanza que hay en ellas (Balasch yMontenegro, 2003).

 

Losconocimientos situados nos permitirán producir una serie de significados encuanto a un fenómeno como en este caso nos atañe, el poliamor, que nos permite“la difracción como apertura de otros espacios de comprensión y producción designificados donde el énfasis recae en los efectos que se desprenden, entérminos políticos, del conocimiento producido” (Balasch y Montenegro, 2003,p.45).

 

En lasproducciones narrativas, el lenguaje toma una importancia fundamental cuando segenera, al construir la conexión no sólo entre la investigadora y laparticipante sino “las múltiples voces que son convocadas para la produccióndel relato (Balasch y Montenegro, 2003, p. 46). Al finalizar el proceso setiene un texto “híbrido”, una visión situada y atravesada por etnicidad, clase,geografía, edad… (Haraway, 1995).

 

Laconcreción del diseño de las narrativas será presentada líneas más abajo.

 

 

Entrevista grupal

 

Como comentábamos en el apartado de la metodología, la metodología cualitativaha ido adquiriendo un papel protagónico desde su reconocimiento en las cienciassociales, el poner especial énfasis en el lenguaje también ha sido  un hecho que nos ha llevado a resignificar loque entendemos como realidad desde lo físico, natural o social; en estasaportaciones está el carácter perfomativo del que nos habla John Austin:el lenguaje no solo instituye el mundo, sino que también actúa sobre él(Austin, citado por Íñiguez, 2003). Ahora bien, dentro del marco de técnicasque se basan en el lenguaje, tenemos la entrevista grupal que es la que utilizarétambién para la recopilación de datos.

 

La entrevista grupal no dista mucho delos principios de la entrevista individual. Elejabarrieta define la individualcomo una  "Conversación que tieneunos objetivos y se desarrolla en una situación social de interrogación, deforma que implica un profesional y, al menos, una persona" (Elejabarrieta,1995, citado por Iñiguez, 2004 p. 1). Sin embargo la dinámica que surge en unaentrevista grupal es diferente, ya que no entrevistaremos a un montón depersonas por separado, sino  un corpus. Iñiguez nos da la diferenciaentre ambas técnicas y nos dice que la segunda trata más de una discusióngrupal y que la diferencia no es la sumatoria de los integrantes del grupo,sino que “el grupo es más quela suma de sus partes.” (Íñiguez, 2004, p.1).

Pallarés et al,(2002) hace una oportuna diferencia entre entrevista grupal y dos técnicas quese suelen confundir a menudo: grupo de discusión y grupo focal. El primer caso haceénfasis en el tópico que se desea tratar, y el segundo en reproducir uncontexto social específico. Por  su parteCallejo (2001) nos dice que el grado de directividad que se ejerce en estastécnicas, es donde radica la diferencia entre ellas. Pallares et al. (2002, p.441), define entrevista grupal como sigue: “una situación de interrogacióndesarrollada en un contexto de dinámica grupal que pretende emular una conversacióncotidiana.”

 

Lariqueza de la entrevista grupal es la dinámica que da pie a escuchar estasconstrucciones, pues a lo lago de ella se discuten diferentes puntos de vista,se multiplican, intercambian y enfrentan. De esta manera emergen diferentes opinionesy argumentos a tratarse de manera extensa (Corredor, Tirado e Íñiguez, Enprensa).

 

El grupocreará una situación única, donde el control desplazándose a través del grupo yla moderadora, pondrá énfasis en el punto de vista de quienes integrarán estaentrevista grupal (Fabra y Domènech, 2001,p.34), mediante diversas estrategias, a saber: confrontación, oposición ydivergencia. (Pallarés et al. 2002).

 

El poliamor es un tema, que, como ya habíamoscomentado, atraviesa el tejido social, la normatividad en cuanto a pareja y“deber ser”, por lo tanto será realmente interesante. Conocer la informaciónque surja de un proceso como la entrevista grupal como nos dice Olabuénaga eIspizua (1989) “cuanto más esté enfocada ala toma de decisiones generales, al conocimiento de elementos globales ygeneralizables a grandes (o pequeños) colectivos, al estudio de hechos osituaciones no individualizables (…), tanto más se tenderá a preferir laentrevista grupal” (Olabuénaga e Ispizua, 1989, p.162).

 

El realizar así la entrevista grupal, me dará unavisión de lo que sucede en las personas que practican el poliamor respecto almanejo y gestión de sus afectividades, las opiniones, contrastes einteracciones con otros poliamorosas que surgirán emulando su contexto cotidiano.