Pregunta de investigación

De acuerdo a lo revisado en el marco teórico, la mayor parte de la investigación relacionada con Participación Política, Movimientos Sociales y Comportamiento Colectivo en psicología se refiere a cómo se comporta una persona dentro de un grupo (y la influencia y relación que existe entre ambos), o es teoría puramente sociológica sobre el sentido del colectivo o movimiento social dentro del mundo actual, como espacio de resistencia y/o cambio y movilidad social.

Pareciera ser que el terreno está entero ocupado por corrientes en psicología social ligadas al cognitivismo, el constructivismo o al conductismo. La tendencia es investigación empírica y experimental, con una noción de persona centrada en aspectos cognitivos, racionales. El problema es que considero que  hay áreas sin abordar, o preguntas que no logro responder desde la investigación desarrollada y desde la bibliografía que hasta ahora he consultado.

Así mismo, me parece que la construcción de sujeto que hay detrás de estas teorías es algo interesante de estudiar, poniendo especial atención a la propuesta de persona y a la forma como se construye una subjetividad determinada.

 
Tomando la propuesta de Pablo Fernández (2007), entiendo que lo afectivo es parte de todo lo que somos y que en psicología tendemos a naturalizar las emociones como ciertas verdades u objetos asibles, medibles.

Me parece, entonces, que tenemos un área no abordada sobre la participación política, y que considero importante e interesante de abordar. Mi proyecto de estudio se centra en investigar la relación que hay entre lo político y lo afectivo, mirando específicamente, la relación que hay entre lo afectivo y la politización. Es decir, el vínculo entre lo afectivo y el que alguien se politice, que busque de manera activa el cambio social, que cuestione el orden y busque conscientemente cómo hacer resistencia.

Focalizo la propuesta de estudio en las personas dentro de un movimiento y no sólo en el cómo el movimiento, la colectividad funciona o influye en la personas. Lo que me interesa es conocer, develar discursos de sujetos activos políticamente, que se consideran a sí mismos politizados y activistas políticos (no sólo participantes) y cómo cruza lo afectivo en sus discursos, en la forma de entender su propia actividad política, de entenderse a sí mismos y a sus compañeros o su colectivo. La cuestión es cómo cruza en sus propias concepciones y discursos sobre la actividad política lo afectivo, y con esto no busco otra cosa que acercarme a una teoría sobre lo político que este cruzada por las vivencias afectivas de cada persona y, ya no solo hablar de lo meramente racional, como hasta aquí creo que hemos entendido el tema, incluso cuando hablamos de entender “lo emocional” dentro de la participación política o en las teorías de identidad social.

Ahora bien, aquí podemos cuestionar esto de la diferencia entre lo individual y lo social ¿cómo entender lo afectivo de un activista sin mirarlo como sujeto social-colectivo? ¿Qué sentido tiene seguir pensando a un sujeto como una cuestión aparte de un grupo?... Bueno, esto es parte del desafío que me planteo de cara a esta investigación, a esta tesis.

Me interesa el desafío de buscar una forma de pensar al sujeto político como sujeto social y como sujeto sujetado a esa socialidad. Como constructor y construido por la socialidad en la que participa. En este sentido, me gusta la idea de buscar cómo, desde la psicología social crítica, podemos responder a la pregunta de la participación política y lo afectivo, porque al final no creo que lo afectivo sea algo raro o distinto de lo que somos como personas, como historia y como futuro.

De acuerdo a lo que estudié en el trabajo del master, en las experiencias de personas politizadas el tema afectivo estaba muy presente, desde la decisión de participar activamente en política, desde la relación que se genera con el colectivo del que forman parte, o desde las expectativas que el colectivo imprime en la persona (y en la lectura que esta hace de su pertenecía al grupo).

Surge también desde ese trabajo otra pregunta, que tiene que ver con la relación que hay entre este hacer resistencia y sentirse persona. Sentirse distinto, sentirse a una misma. Las ideas de conciencia de sí, autoconocimiento, como posibilidad de hacer resistencia. Diferenciarse de una masa que sigue un discurso, separarse de ese discurso, experimentarse distinto de la masa y desde ahí buscar la diferencia. La idea de la politización como diferencia y la relación que hay en este sentir con lo afectivo.

En el trabajo del master me encontré con que la participación en un movimiento social se asociaba a la idea de una cierta capacidad individual que permite cuestionar el discurso dominante, las promesas, el proyecto dominante, neoliberal, y en esto, la búsqueda de una forma distinta de vida, de una forma propia. La resistencia.

Esto lo ligo con las ideas de Ema (2007) sobre el estar politizado como un estar a disgusto. Politización como el poner nombre a un malestar, a una incompletitud. Lo político como una elaboración de ese malestar, ponerle nombre, hacerlo discurso, generar acciones que permitan acortar, disminuir el malestar. “Con la expresión lo político nos referimos a todas aquellas prácticas que están sujetas a controversia, que forman parte de antagonismos y que, en general, nos permiten mostrar que lo social (naturalizado) es el resultado de relaciones de poder (Ema, 2007:6)

Pero… ¿qué hace que sintamos ese malestar? ¿Cómo lo sentimos? ¿Qué nos lleva a politizarnos, a mirar, a ponerle nombre a ese malestar? Y luego, cómo ese sentirse distinto o “especial” por ver y poner nombre a ese disgusto, por hacer resistencia, por actuar distinto a lo que el discurso dominante dice, es vivido por las personas de una manera afectiva, encontrando en esto otro espacio donde creo que están relacionado lo afectivo con lo político, y en esto surge una nueva pregunta: ¿cómo se van configurando nuestras subjetividades a partir de ciertos discursos ligados a lo afectivo?

 

Preguntas directrices

- ¿Cómo se ha entendido hasta ahora la participación política?

- ¿Qué rol se le ha dado a lo afectivo en esto?

- ¿Qué se ha entendido por lo afectivo? ¿y por sujeto?

- En el marco de una nueva conceptualización sobre lo afectivo, ¿qué aporte se puede hacer en la conceptulización de sujeto político o politizado?

- ¿Cómo cruza lo afectivo la decisión de una persona a participar activamente en política?

- ¿Que rol juega en las propias ideas y discursos de una persona politizada lo afectivo?

- ¿Qué relación tiene lo afectivo con el sentir el malestar que conlleva la politización?

- ¿Cómo se van configurando nuestras subjetividades a partir de ciertos discursos ligados a lo afectivo?