La transformación de las controversias públicas en la sociedad del conocimiento.


Las controversias acerca del uso y gestión de un recurso natural tan básico como el agua no son nuevas. En el siglo XIX ya tuvieron lugar debates acerca de cómo se debe emplear el agua para frenar los contagios de enfermedades como el cólera en los que participaban tanto políticos como médicos higienistas. Las preguntas acerca de cómo distribuir el agua, cómo regular su empleo o cómo gestionar su obtención, siguen preocupando en la actualidad y se han convertido en parte de una controversia pública de primera magnitud. El interés de este proyecto coordinado reside en su apuesta por un enfoque multidisciplinar de las diferentes dimensiones psicosociales, políticas y educativas que muestra ese debate en la actualidad. Por un lado, mostraremos cómo, debido a los cambios que se operan en las sociedades del conocimiento, se están transformando las controversias públicas en controversias tecnocientíficas, explorando la percepción que tienen los ciudadanos de la controversia acerca del agua (su nivel de complejidad, el papel de científicos y técnicos, la viabilidad de su participación como ciudadanos...) así como las estrategias que siguen para incidir en ella, especialmente en lo que respecta al papel que tienen los movimientos sociales. Por otro lado, Internet anuncia, a su vez, nuevas oportunidades para la transformación del espacio público, la organización y la acción social de los ciudadanos en asuntos de interés general. En este sentido, este proyecto atiende también a las modificaciones en las controversias que son atribuibles al uso de Internet, especialmente en lo que se refiere a las formas de participación ciudadana. Finalmente, este proyecto pretende, también, llevar a cabo una indagación acerca de los recursos empleados en la etapa secundaria de la escolaridad para la construcción de ciudadanía, basándonos en el supuesto de que una de las vías de la contribución escolar a la construcción de ciudadanía es el tratamiento de los conflictos planteados en la sociedad civil. Con ello, abordaríamos la controversia del agua a partir de tres ejes complementarios: el papel de científicos y expertos en su formulación, las posibilidades de participación que abre Internet y su uso como recurso educativo para la formación de ciudadanía.