Miércoles, Junio 19, 2019

Sincronización texto-audio

Cuando hacemos una investigación con datos basados en entrevistas, habitualmente disponemos de dos formatos de datos: el registro en audio y la transcripción en texto. Dos formatos que, como sabemos, podemos utilizar como fuentes de datos en Atlas.ti.

No hablaré aquí de la posibilidad de realizar el análisis directamente sobre el archivo de audio, algo teóricamente posible utilizando Atlas.ti (pero a lo que yo no me atrevo), sino de la posibilidad de sincronizar audio y texto de forma que podamos "escuchar lo que leemos".

Si alguien se pregunta (espero que no) para qué podemos querer algo así, le podemos contestar con otra pregunta "¿para qué se utilizan las 'convenciones de transcripción'?". Evidentemente la respuesta en ambos casos es que nuestro análisis será mejor cuanto más nos acerquemos a la "realidad" de los datos.

Aunque esta sincronización es algo que ya podíamos hacer con versiones anteriores de Atlas.ti, la versión 6 del programa nos ofrece la posibilidad de hacerlo de una forma mucho más cómoda, sobre todo si nos ayudamos de otro software, del programa de transcripción F4...

 

Aunque ya había hablado de este programa, explicaré aquí con algo más de detalle los pasos a seguir.

F4-001

 

F4-002

F4-003

En primer lugar, una vez que hemos abierto el programa, tenemos que añadir el archivo de audio desde el menú "Audio File", y posteriormente seleccionar un archivo de texto con la transcripción correspondiente a ese audio desde el menú "File -> Open Transcript" (aunque evidentemente el progama está pensado para realizar con él la transcripción, en esta expliación partiremos de una transcripción existente)

Una vez que hemos cargado ambos archivos, la apariencia de la ventana del programa será la siguiente

F4-005

1: Información de los archivos de audio y texto seleccionados

2: Botón de reproducción/pausa del archivo de audio (también tecla F4)

3: Posición en el archivo de audio

4: Botón de inserción de marca de tiempo (también tecla F8)

Ahora ya sólo tenemos que reproducir el archivo de audio (tecla F4) y situarnos en el texto en las posiciones en las que querramos ubicar una marca de tiempo. Así, si por ejemplo el segundo 11 del audio se corresponde con el final del primer párrafo de la transcripción, nos situaremos en el texto al final del primer párrafo y cuando en la reproducción se alcance el segundo 11 podemos insertar la marca de tiempo utilizando la tecla F8.

Una vez que hemos "marcado" todo nuestro documento, ya podemos guardar la transcripción. Lo conveniente es guardarla con un nombre diferente, de forma que mantengamos la versión original sin marcas de tiempo y la versión con marcas de tiempo.

Si ahora abrimos nuestro nuevo archivo desde un editor de texto, podremos ver cómo se han incorporado las marcas de tiempo.

F4-006

El siguiente paso será incorporar el texto y el audio en Atlas.ti.

F4-007Dado que se trata de un archivo especial, la forma de asignar los documentos primarios será diferente a la que utilizamos habitualmente, es decir, en vez de utilizar la opción "Documents -> Assign" tendremos que utilizar una de las nuevas funcionalidades de Atlas.ti, la de importar documentos F4 desde el menú "A-Docs".

Al realizar la importación seleccionaremos únicamente el archivo de texto con las marcas de tiempo, y Atlas.ti realizará automáticamente la asignación del archivo de audio correspondiente.

De todas formas, aunque en nuestra lista de documentos primarios encontraremos tanto el archivo de texto como el de audio, observaremos que, además, el programa habrá creado una nueva memo con el documento de texto. Es decir, en la práctica, Atlas.ti importa el documento de texto como una nueva memo y posteriormente utiliza esa memo como documento primario.

En la imagen siguiente podemos ver el resultado. Los puntos rojos que vemos en la ventana de documento primario se corresponden con las marcas de tiempo.

F4-008 

F4-009Ahora ya podemos utilizar las opciones de sincronización de Atlas.ti. Para ello, volveremos al menú A-Docs para seleccionar la forma de reproducción del texto. Si lo que queremos es ir escuchando el archivo de audio y al mismo tiempo que queden resaltados los fragmentos de texto correspondientes, tendremos que seleccionar la opción "Karaoke". Entre las opciones de "Text" de este menú vemos que podemos seleccionar que, al reproducir el audio, quede resaltada la sección, la línea, etc. (Si queremos que quede marcado el texto entre dos marcas temporales seleccionaremos la opción "Highlight Section").

Ahora ya sólo tenemos que seleccionar la opción Play-Pause y... magia.

 

        

 

 

Si lo que queremos es ir escuchando el archivo de audio y al mismo tiempo que queden resaltados los fragmentos de texto correspondientes, tendremos que seleccionar la opción "Karaoke".

Portada

 

PortadaManual

 

resumenaljama