Miércoles, Junio 19, 2019

Laboratorio

Milgram en el S.XXI (I)

Milgram en el S.XXI (I)

 17:40 

Desde que en los años 60 Stanley Milgram realizara sus famosas investigaciones sobre obediencia a la autoridad, se han llevado a cabo diversas réplicas de las mismas. una de las más recientes es la que realiza en el año 2009, Jerry Burger.

Burger, J. M. (2009). Replicating Milgram. Would People Still Obey Today? American Psychologist64(1), 1–11.

El objetivo principal del autor es comprobar si se observarán resultados similares de influencia 45 años después de las investigaciones de Milgram, algo que cree que no ocurrirá, puesto que opina que las fuerzas situacionales operarán de la misma forma que entonces.

"Blass (2004) found no evidence for a change in obedience over time when reviewing studies patterned on Milgram's procedures. I predicted that any differences in obedience between the 1961-1962 participants (Milgram, 1963) and the 2006 participants would be minimal. Although changes in societal attitudes could have an impact on obedience, I argue that the question about changes over time may represent another example of the fundamental attribution error. That is, rather than acknowledging the power of the situational forces set in motion in Milgram's procedure, those who suggest changes in obedience-proneness over time may be too focused on the individual. There is no reason to think that the situational features described earlier would not still be operating 45 years after Milgram's investigations." (Burger, 2009, p. 4)

El experimento que lleva a cabo se basa en la condición experimental 5 de Milgram (el supuesto alumno manifiesta que hace unos años le detectaron un pequeño problema de corazón)

Para solventar los problemas éticos que conlleva un experimento de este tipo, Burger adopta varias medidas.

La principal consiste en modificar el nivel de descarga máximo que podía dar efectivamente cada participante. El autor plantea que el momento crítico en los experimentos de Milgran se produce en el nivel de descarga de 150v., puesto que es la primera ocasión en el que el alumno manifiesta que no quiere continuar y pide que se de por finalizada la investigación y es el momento del experimento en que normalmente el participante real plantea dudas sobre continuar. Los resultados de Milgram indican que el 78% de los participantes que superan el nivel de 150v. llegan hasta administrar la descarga de 450v. (26 de 33). Esto permite a Burger plantear que por lo tanto no es necesario someter a los participantes a la extrema tensión en la que se encuentran pasado este nivel puesto que es posible hacer predicciones sobre lo que harían pasado ese punto.

Las otras consisten en, por una parte, insistirles en tres ocasiones (dos de ellas por escrito) que pueden abandonar el experimento en cualquier momento y que aún así recibirán el pago de los 50$ que se les ofrece por participar en la investigación. Además, el debriefing se produce inmediatamente después de la finalización del experimento.

Se realizan dos versiones del experimento, como decía, la primera es similar al experimento 5 de Milgram, mientras que en una segunda condición el participante real observará cómo otra persona se niega, a partir de un determinado punto, a dar descargas. Esta condición pretende comprobar si la presencia de un modelo no obediente proporciona al participante, información sobre la conducta adecuada en una situación de este tipo (posibilidad de desobediencia). El procedimiento utilizado en esta condición consiste en que el trabajo de maestro se reparte entre dos personas, el participante real y otro cómplice (del mismo sexo que el participante). El cómplice es el encargado de iniciar la tarea de aprendizaje, leyendo las palabras y administrando las descargas, pero se niega a continuar tras administrar la descarga de 150v. En ese momento, el experimentador le pide al participante que continúe el con la tarea.

En ambos casos (condición base y condición desobediente) participan hombres (n=29) y mujeres (n=41) que previamente a la realización del experimento responden a unas escalas para medir su “empatía disposicional” (capacidad de empatizar con el sufrimiento del alumno) y "motivación de control" (motivación a ejercer control y tomar las propias decisiones). Se espera que en ambos casos una puntuación alta disminuya la obediencia.

Se realizan dos versiones del experimento, como decía, la primera es similar al experimento 5 de Milgram, mientras que en una segunda condición el participante real observará cómo otra persona se niega, a partir de un determinado punto, a dar descargas. Esta condición pretende comprobar si la presencia de un modelo no obediente proporciona al participante, información sobre la conducta adecuada en una situación de este tipo (posibilidad de desobediencia). El procedimiento utilizado en esta condición consiste en que el trabajo de maestro se reparte entre dos personas, el participante real y otro cómplice (del mismo sexo que el participante). El cómplice es el encargado de iniciar la tarea de aprendizaje, leyendo las palabras y administrando las descargas, pero se niega a continuar tras administrar la descarga de 150v. En ese momento, el experimentador le pide al participante que continúe el con la tarea.

En ambos casos (condición base y condición desobediente) participan hombres (n=29) y mujeres (n=41) que previamente a la realización del experimento responden a unas escalas para medir su “empatía disposicional” (capacidad de empatizar con el sufrimiento del alumno) y "motivación de control" (motivación a ejercer control y tomar las propias decisiones). Se espera que en ambos casos una puntuación alta disminuya la obediencia.

Resultados

El porcentaje de personas obedientes, es decir, que siguen dando (o pretenden hacerlo) descargas después del nivel de 150v., es de 70% en la condición base y de 63% en la condición modelo desobediente. Estos resultados muestran que en ambas condiciones se produce un menor nivel de obediencia que el obtenidos por Milgram en su experimento 5, en el que un 82,5% de los participantes dieron descargas de más de 150v. Sin embargo, aunque inferiorees, no hay diferencias estadísticamente significativas entre ninguna de las condiciones de Berger y la de Milgram.

En la gráfica siguiente podemos ver los resultados en función de la condición experimental y del sexo, tampoco se encuentra diferencias significativas ni entre condiciones ni entre sexos. Por último, tampoco se encuentran diferencias en función de las variables de personalidad mencionadas anteriormente.

Berger-Res-01

Conclusiones

Dado que se encuentran niveles similares a Milgram, afirma que (aunque no puede existir la certeza de que los que superan los 150. hubieran llegado hasta los 450) a pesar de haber pasado 45 años y se hayan producido importantes cambios en la sociedad, los factores situacionales presentes en la investigación de Milgram, siguen ejerciendo influencia.

El resultado más sorprendente es que no haya diferencias entre la condición base y la condición modelo desobediente, lo que para Berger es una demostración del poder de las fuerzas situacionales.